bidasoaldeko kazetariak

bidasoaldekokazetariak@gmail.com

Una luz cegadora al final del túnel

Oihana Llorente

Amanece. Una luz cegadora nos sorprendió el pasado domingo. Un rayo luminoso que ansiábamos, pero que desgraciadamente no esperábamos. Una llama cálida que refleja el final de un largo túnel que las ilegalizaciones han sembrado de oscuridad; una galería donde la brutalidad con la que han golpeado a nuestra juventud nos ha hecho temer por el futuro y en el que la adversidad nos ha arrebatado, en más de una ocasión, la energía para seguir haciendo camino.

Una esperanza y un futuro que parece florecer de nuevo, al ser testigos de que una década de apartheid y exclusión no ha acabado con nosotras y nosotros, que nos ha hecho más fuertes y más hábiles. Una ilusión que se regenera ante la decisión de miles y miles de ciudadanos vascos de unirse al ovillo del cambio. Al ovillo colorido y arrollador llamado Bildu y que, como su nombre indica, busca aunar voluntades para seguir haciendo camino entre la maleza.

Democracia real ya. Ésa es la reivindicación que ocupa las calles españolas y que colmó las urnas de Hego Euskal Herria. Nada tenemos que envidiar a los españoles, porque dentro de nuestras fronteras tenemos un movimiento con una increíble e inesperada representación en las instituciones. Tenemos reivindicaciones, sí, pero también contamos con alternativas y propuestas concretas, lo que hace temblar aún más a la clase política instaurada gracias al juego perverso de la ilegalización.

El juego, sin embargo, no parece llegar a su fin y cuenta con una segunda modalidad que consta de los pactos postelectorales que pretenden borrar de un plumazo la voluntad popular expresada libremente en las urnas.

«Con Bildu vamos al carro de bueyes en vez de al tren de alta velocidad. Lo primero que van a hacer es poner los plenos a las siete de la tarde para que pueda acceder toda la ciudadanía», se lamentaba una edil del PP ante la victoria de Bildu en Orereta.

El miedo es libre. Pero la apertura de un nuevo tiempo, en el que se demostrará que hay otra forma de hacer política, con y para el pueblo, no hay quien lo retrase.

Single Post Navigation

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: