bidasoaldeko kazetariak

bidasoaldekokazetariak@gmail.com

Garante de libertad

Oihana Llorente

Tic-tac. Tic-tac. El tiempo corre en tu contra y no hay nada que pueda evitarlo. Los minutos, las horas y los días pasan sin vuelta atrás.

En esta encrucijada se encuentran dieciocho donostiarras. No es por su edad, sólo tienen entre 20 y 28 años. Tampoco sufren ninguna dolencia que ponga en juego su vida, pero llevan meses intentando sacar el máximo jugo a cada momento. Disfrutan de cada recorrido por el monte o la playa como si fuera el último, sus abrazos y saludos son cada vez más efusivos, y es que son testigos de cómo corre el calendario en su contra. A finales del próximo mes deberán sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional y sobre todos ellos planea una petición fiscal de ocho años de cárcel.

La cárcel, por desgracia, no sólo acecha a estos donostiarras. Pronto llegará el turno de los de Oarsoaldea, Iruñerria… Un balance dado a conocer recientemente indicaba que desde el 19 de enero de 2006, fecha en que el Tribunal Supremo criminalizó a Jarrai-Haika-Segi, prácticamente cada semana un joven independentista vasco ha sido detenido por su labor política y social; cada dos semanas, uno de ellos ha denunciado haber sufrido torturas, y cada semana y media uno ha sido encarcelado por dicha actividad.

La vulneración de derechos civiles y políticos que sufre la juventud vasca no puede ser un problema que incumba sólo a los que la padezcan. La juventud es los más valioso que tiene cualquier pueblo, y más si cabe para aquellos que quieran ser dueños de su futuro. Son muchas las personas que como Joxepa Arregi nos abandonan sin ver sus sueños cumplidos, pero lo hacen con la esperanza puesta en las siguientes generaciones, las que seguirán trazando el camino que los separa de la libertad.

Un camino duro y costoso, pero que con el aval y el apoyo de toda la ciudadanía se volverá más sencillo. El domingo un frontón repletó arropó a los dieciocho donostiarras y el sábado el corazón de Europa será testigo de que en su seno existe un pueblo que desprende ansias de libertad.

Single Post Navigation

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: