bidasoaldeko kazetariak

bidasoaldekokazetariak@gmail.com

¿A más cámaras, más seguridad?

Oihana Llorente

A raíz de un supuesto atentado frustrado y el miedo promovido intencionadamente por algunos medios de comunicación, la implantación de los escáneres corporales en los aeropuertos está a la orden del día. Estos aparatos de rayos X que visualizan a la persona totalmente desnuda han convertido aún más tedioso el procedimiento de embarque de los aviones, además de poner en entredicho la dignidad y privacidad de las personas.

Sin embargo, no todos los pasajeros son sometidos por igual a este tipo de medidas, hecho que agrava la injusticia ya de por sí existente, y es que Washington ha elaborado una lista negra en la que se incluyen 14 países que considera proclives a exportar terrorismo. Los viajeros de esos países ostentan el triste privilegio de estar manchados, por lo que serán cacheados y verán registrado su equipaje de mano de manera más minuciosa si cabe.

La vaga frontera que existe entre el control y los derechos individuales es infringida de manera habitual desde el 11-S, y lo más triste es que a nadie le sorprende. La seguridad prima por encima de lo humano y lo divino, y dejamos que seamos vigilados, observados, cacheados y fichados sin conocer siquiera el destino de esa información. Miles de ojos nos vigilan en las ciudades, en los vagones de los trenes o en las universidades, pero ¿para qué?

Un informe encargado por el Partido Laborista y realizado en un Londres repleto de cámaras sentenciaba, hace ya tres años, que no hay correlación que indique que a más cámaras, menos crímenes.

Cientos de millones de euros se invierten en todo el mundo para filmar a sus habitantes, y cada vez son más, y más sofisticados, los cuerpos policiales que custodian nuestras calles. Pero ni los avances tecnológicos más dispares ni la presencia policial hace que la sensación de seguridad nos arrope. Es más, cada vez nos sentimos más vulnerables; ¿no será que el miedo es generado y la seguridad un mito para facilitar el control social?

Single Post Navigation

One thought on “¿A más cámaras, más seguridad?

  1. No es necesario moverse mucho ni cruzar océanos para constatar que como bien dejas entrever la seguridad no es más que un mito que facilita toda clase de políticas orientadas al control social.
    Vivimos en un pueblo donde lo sabemos muy bien. Estamos hartas de ser actores y actrices improvisados e impuestos de kilómetros de metraje, hoy de millones de bytes, de malas películas registradas desde cámaras que dicen están ahí para controlar el tráfico rodado cuando no somos filmadas desde furgonetas, pisos, cámaras en las fachadas de edificios institucionales o bancarios. Y el Oscar de tanta actuación delante de estos objetivos al final se traduce en dossieres que te pueden nominar a una celda en algún hotelito del Estado.
    ¡¡¡Sonría por favor, está siendo filmado!!!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: